Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Por qué no usar Linux en el trabajo…

Buenísimas razones para no utilizar Linux en el trabajo… xD

  • En las reuniones matinales entorno a la máquina de café se habla de los últimos virus sufridos por todo el mundo, menos usted por ser usuario de Linux, y se siente por ello marginado.
  • La ausencia de estrés y de cabreos enfurecedores delante de su ordenador le está convirtiendo en una blanda, plácida y sebosa bola de grasa, mientras que sus compañeros se mantienen tensos y alerta todo el día, estallando en un torbellino irascible a la menor ocasión. Usted envidia su combatividad.
  • Al no tener que recordar números de serie, claves, keywords , códigos de registro y períodos de evaluación, su memoria se está deteriorando preocupantemente. Sus compañeros, en cambio, recuerdan cientos de útiles y vitales códigos de registro, los cuales intercambian placenteramente, sin que usted pueda participar de su gozo.
  • La falta de impactantes pantallazos azules está atrofiando el pigmento azul de su retina, por lo que su oculista le ha recomendado que mire fijamente durante varias horas al día al logotipo de IBM. Sus compañeros, en cambio, han hiperdesarrollado su pigmento azul y pueden, de hecho, ver en la oscuridad.
  • En caso de una invasión de seres extraterrestres ultraviolentos (como sucede a menudo) , no podrá, tal como ocurre en “Independence Day”, instalar Outlook en la nave principal de los invasores y de este modo destruir su civilización.
  • Al ser usted usuario de Linux no tiene ninguna excusa para reiniciar su ordenador docenas de veces al día, y observa con envidia como sus compañeros conversan amigablemente en los pasillos durante sus placenteros reinicios, mientras usted se ve obligado -injustamente- a ser productivo todo el tiempo.
  • El dinero que los demás emplean tan provechosamente en licencias, soportes, períodos de renovación y derechos de utilización, usted lo malgasta en ir al cine, en cenas, y en alcohol, lo cual está deteriorando su salud enormemente.
  • Al no ser usted usuario de Windows, ningún amigo le llama para que emplee toda una tarde del fin de semana en reinstalar su ordenador, de modo que se aburre mortalmente mientras sus compañeros disfrutan agradablemente de sus relaciones sociales.
  • Se ve obligado a leer todos los correos que le envía su jefe, sin tener acceso al derecho universal de uso de la utilísima frase “El Outlook no me deja abrirlo”, que sus compañeros tanto disfrutan.

Fuente:
El Camino de un Geek

Anuncios

ALGUNAS LEYENDAS Y VERDADES DE LINUX (Y ll)

Trabajo en una oficina, y mi jefe (que tengo la desgracia de tenerlo a dos metros de distancia) usa Windows para llevar la contabilidad y compartimos una red local con acceso a Internet y una carpeta que administro con Samba desde Debian Etch para tener ambos acceso.

Pues bien, mi jefe es como solemos decir “sota, caballo y rey”, y que no le saquen de Windows. Todo esta retahila viene por lo siguiente:

Los programas de Windows no sirven ni existen en Linux

  • Una verdad grande…a medias. Hay bastantes programas que sirven para los dos sistemas operativos: Firefox, Thunderbird, Google Earth son algunos ejemplos de aplicaciones que corren en ambos sistemas porque han sido escritos cada uno para su sistema. Aquí viene lo triste, y es que la mayoría de los desarrolladores y empresas de software, “pasan” de hacer sus productos compatibles con GNU/Linux, por dos razones fundamentales y que suelen exponer: Linux se basa en el software libre y código abierto, ésto choca con programas escritos bajo código privativo o cerrado. La otra “razón” es porque los linuxeros aún somos muy pocos. La cuestión es, creerlos o no.
  • Pero no está todo perdido. En Linux tenemos una utilidad llamada “Wine” que sirve para correr muchos programas .exe de Windows. Es algo en contínua remodelación y desarrollo, algo inestable, pero sirve la mayoría de las veces. Es libre y gratuito. Además existe una máquina virtual estupenda (privativa) que puedes instalar tu Windows dentro de Linux (aunque yo no entienda por qué se haga..). Se trata de VMware y similares como VirtualVox.

El software de Linux es una mierda

  • Hasta aquí quería yo llegar porque es la barbaridad más grande que se suele decir por ignorantes y personas que viven de empresas de software privativos y que tratan de desprestigiar los productos para GNU/Linux. Por regla general, los programas y aplicaciones de Linux no sólo no son una “mierda” sino que en muchísimos aspectos superan a los de Windows, por ejemplo, en estabilidad y robustez. Mientras ellos (los usuarios de Windows) tienen la diatriva de escoger entre pagar un programa que desembolsarán al comprarlo y seguir pagando cada cierta cantidad de meses o días, o bien acudir al PIRATEO, algo ilegal, para conseguirlo, en Linux tenemos grandes posibilidades de escoger entre ingentes aplicaciones libres -gratuitas o no- siempre desde una perspectiva legal bajo la GPL (Licencia Pública General). Si bien Adobe (una empresa para nada dispuesta a ceder código)se centra sólo en vender y vender y cobrar hasta por respirar) tiene el programa de retoque fotográfico Photoshop -nótese lo de shop– en linux poseemos una herramienta similar aunque quizás le falte avanzar un poco, The Gimp, una poderosa aplicación.
  • OpenOffice es la utilidad de ofimática de código libre. Salvo con la excepción de MS Acces que no es compatible con OpeOffice Base, todas las demás utilidades sí lo son.
  • Flash. Adobe también ha de apuntarse su flaco servicio a la comunidad linuxera; tampoco está dispuesta a liberar nada del código flash, y en Linux hay que andarse con cuidado al no poder tocar nada de ello. A ver, son libres de retener su código y muy libres también para construir programas y venderlos. Ahora bien, nosotros también lo somos para evitar trabajar con el horroroso flash que tanto molesta y hace pesadas e incómodas las visitas.
  • Por cierto, y al hilo del tema, Sun Microsystem es una empresa modelo a seguir por otras muchas. Un perfecto ejemplo de compatibilizar sus productos privativos y liberando código a la vez.

Mi hardware no servirá porque no existen controladores

  • Si servirá y sí existen controladores. Echad un vistazo a lo que és el Kernel de Linux para entender que él se encarga de detectar el hardware y bajar los drivers que necesitan. Otros controladores no vienen por defecto, claro !necesitaríamos un kernel con un montón de gigas de peso¡ pero en la Red encontraremos lo que necesitamos..con la diferencia de tratarse de controladores que no necesitan licencia de pago..y son para siempre ¿hay alguien que de más?
  • Muchas veces pongo un ejemplo muy básico -quizás demasiado- con los medicamentos de marca y los genéricos. Si una caja de penicilina de Taradofilina 🙂 *(Marca Registrada) vale 10 € y hay otra de ese componente que cura y es lo mismo y vale 3 € o nada….pues igual.
  • Tengo una webcámara que en Windows, con sus drivers en CD, necesité de horas para poder configurar los controladores, que el ordenador la detectara y necesité de reiniciar el PC varias veces. En Linux, tan sólo metí el QC-USB drivers for Linux y a la primera..sin reiniciar.

En Linux, Multimedia es una porquería

  • Se ve que quien diga algo así desconoce aplicaciones como Mplayer, Kaffeine, VLC, Kplayer, KMplayer, Xine o Totem para reproducir TODO TIPO DE CODECS de vídeo, gratis y libres: Amarok, Xmms y una infinidad de programas para audio de primer orden. Lo que ocurre aquí es lo mismo de siempre. Los que usan el Windows Media Player no conocen otra cosa y desconocen que ese infeccioso programa puede joderles el equipo por las vulnerabilidades que tiene; que necesitan licencia privativa y que les conectará a Internet hasta sin darse cuenta..que les pedirá licencias para ver ese ú otro códec de video..pagando. Osea, que volvemos a lo mismo; pagar por querer pagar por algo que ni merece la pena teniendo alternativas inmesamente superiores.

Unos sarcasmos para terminar…

¿Por qué Windows no es el rey en Internet? ¿Por qué lo es GNU/Linux? ¿Saben que casi todos los hostings, servidores e instituciones de alta seguridad no usan Windows sino Linux? Pues la respuesta es muy clara: porque GNU/Linux gana a Windows por goleada en tó por tó..si no fuese así, ¿por que Microsoft no duerme últimamente nada tranquilo? Porque ya somos millones los que pasamos de él y crecemos a un ritmo feroz. Echen un vistazo a Blogers para ver qué bitácoras predominan….

ALGUNAS LEYENDAS: VERDADES Y MENTIRAS SOBRE LINUX

Para el usuario que no ha salido del armario de Redmon, GNU/Linux se trata de algo desconocido, casi desconocido, “una mierda”, un “programa”..algo difícil de tener e instalar…sin embargo, GNU/Linux continúa como un velo sumido en leyendas urbanas que algunas vamos a aclarar.

No es un programa

No, amigos de Windows, Linux no es ningún programa; es un Sistema Operativo (SO) como lo son Windows, Mac o FreeBSD. Cuando se habla de instalar Linux en absoluto se refiere a instalar un programa, sino a poner un sistema nuevo con raíces muy antiguas en el mundo de la informática (Unix)

El Linux es muy difícil

Me gusta abordar esto con mi ejemplo. Llevo poco en la informática -unos 4 años-. Comencé como casi todos, con el clásico Windows XP. Pronto empezó a complicarse todo; descargaba algo y resultaba que venía con “bichitos espías”. Llegaba a tener pantallazos. Cuando menos lo esperaba, se me apagaba o reiniciaba el PC. Estaba infestado de virus y troyanos. La solución (provisional), se llamaba antivirus, antiespía, antitroyano, cortafuegos…todo por separado o en grandes aplicaciones que resumían todo en uno. Pero mi ordenador se quejaba; se volvió lento..al iniciarlo el antivirus tardaba un huevo en escanear, al estar haciendo otra cosa, salían ventanitas con no se qué aviso, a volver a reiniciar…éste programa terminó su licencia…!!por favor¡¡ Por consejo de alguien, me habló de otro sistema donde esos problemas no existían: Linux. Decidido, como siempre fui, eché mano de 4 cds de Redhat e hice una partición de disco duro para mantener Windows “por si acaso no me gustaba el Linux” (por aquel entonces no pegaba tan fuerte las distros “live”). Era como aterrizar en un planeta nuevo. Muy diferente al escritorio del XP, quizás más “rudo” porque empecé con Gnome. Gracias a los “wikis”, “howtos” y foros fuí aprendiendo a usar el nuevo sistema. Windows XP me duró, desde que compré el ordenador hasta que lo mandé al carajo, sólo 6 meses. Desde aquel entonces, ni se me ha ocurrido volverlo a tener.

Resumiendo: sin tener ni idea de informática ni de un puñetero ordenador, con tan sólo 6 meses usando Windows y pude instalar y continuar con Linux ¿es tan difícil? Pues claro que NO. Lo que no vas a hacer recién llegado a Linux será que te conviertas en un crack en pocas semanas. Todo requiere ganas y constancia.

Todos son comandos por consola como MS-DOS

Para partirse de risa. Si os dicen algo así, sencillamente, mienten o pecan de total ignorancia.

Sí es verdad que hace bastantes años casi todo había que hacerlo desde una consola, como también es cierto que aún mucha gente (como yo) gustamos de trabajar desde esa oscura o blanca ventanita. Pero aquí, para iniciar una aplicación, como en Windows, tan sólo has de ir al Menú, y para instalar algo, o bien lo haces desde el Instalador de Software que trae por defecto tu distribución Linux (¡sorpresa, eso no lo tienes en Windows!) o te lo descargas de Internet..pero eso sí, aclarar que cada distro usa su empaquetamiento y en abundantes casos debes compilar tú mismo esa aplicación con tres sencillos comandos, dos, o a veces uno. El gusanillo entra aprendiendo, y querrás saber más y más.

Instalar Linux es la hostia de difícil

Bien, por regla general, es más fácil que instalar Windows. Basta con meter el cd y seguir los pasos y recomendaciones. Hace pocos años, Debian -la llamada “madre” de inmensidad de distros- era muy complicada de instalar. Yo lo intenté con resultado negativo varias veces, hasta que lo conseguí con Sarge. Pero hoy día son sumamente fáciles de instalar e incluso reconocen tu sistema Windows del disco duro y solicitan que si quieres conservarlo en una partición separada o eliminarlo (yo no lo pensaría..) Ubuntu, Suse, Fedora y Mandriva se llevan la palma en facilidad de instalación.

También existen virus en Linux

Es verdad, haberlos, haylos, pero tranquilos, porque su aparición y desarrollo en tu PC pasa de improbable a casi imposible de infectar con unos sencillos pasos: no abusar de poderes de “root”, osea, de no toquetear zonas serias con poder de administrador y mantener fijo el superpoderoso Selinux (Linux Firewall). Con esas dos simples cosas estarás casi completamente seguro(lo del casi es por las teorías). Por cierto, no hay aún noticias de que ningún virus haya afectado seriamente a una máquina Linux por su sistema de archivos, especialmente, porque está separado tu /home/Pepe como usuario normal, del resto del sistema.

En Linux no hay juegos

Ummm…depende. Como juegos, quizás existan igual o más que en Windows, pero en calidad y complejidad, no, es cierto y no depende, por desgracia, del sistema GNU/Linux, sino de los desarrolladores de juegos, y es que Linux aún no está tan extendido como Windows, claro, y las ventas serían menores. En realidad eso no es excusa, porque somos ya millones los usuarios de GNU/Linux y por serlo, a pesar de la mala fama, tendríamos que pagar igualmente por el juego al comprarlo. Ya hay bastantes juegos para Linux de “última generación” y poco a poco serán más, con el enorme mérito de sus desarrolladores de hacerlos casi en su totalidad, libres y gratuitos. Eso marca la diferencia.

Linux es tosco y tercermundista

Seré breve y tajante; más quisiera lo último de Gates -Vista- lamer el gato al plato…basta con echar un vistazo a Beryl, Compiz o Compiz-Fusion para dejar en bragas al esmirriado y esquizofrénico Windows Bizca..digo Vista 😦

¿Debian o Ubuntu?

ubuntu-710.png

Muchos no quieren entrar a discutir sobre el tema de elegir, o simplemente comparar una distribución con otra, porque básicamente, en GNU/Linux hay que tener como prioridad tres cosas fundamentales

  • Si estás a gusto con tu distribución, no la cambies
  • Piénsate para qué quieres usar tu PC y dependiendo de eso, te diré..
  • Nuestro “Linux” es tan versátil que podemos hasta reconvertirlo (con cuidado)

Pero claro, podemos estar contentos con nuestra distro, y a la vez picarnos el gusanillo por probar otra (esa es mi debilidad). Hay distribuciones de GNU/Linux que pueden variar ostensiblemente una de otra. Por defecto, por ejemplo, no se puede comparar un Fedora, Ubuntu o Debian con Suse, Mandriva o Linspire; las primeras respetan muy mucho no incluir software privativo y las otras últimas hasta pueden venir por defecto con programas y librerías no libres (la nueva Sabayon -basada en Gentoo-, viene con los drivers de Nvidia y Ati) y también, las que incluyen ese software ya vienen preparadas para empezar con cualquier codec multimedia -aunque sean de Microsoft-.

En no incluir librerías privativas coinciden Ubuntu y Debian, pero hay muchísimas más coincidencias que divergencias entre ambas. Utilizan el mismo sistema de paquetería, .deb, sus repositorios son los más extensos y completos de todas las distros GNU/Linux y así una larga lista interminable de similitudes, pero los puntos en los que divergen, algunos son muy profundos.

Ubuntu es creada, mantenida y actualizada por Canonical, una empresa del sudafricano Mark Shuttleworth al que, por cierto, hay mucho de qué agradecerle; Debian se lo debe todo a una inmensa comunidad de colaboradores sin ánimo de lucro.

También hay diferencias en estabilidad, pues Ubuntu es contínuamente actualizada, y prácticamente, cada año, aparece una nueva versión; en Debian, la actualización puede llevar años, desde las testing, inestable y estable, y es por ello que cuando llega a la fase final, se considera como una distribución super estable. Ubuntu se basa en la rama inestable de Debian.

Y decía cómo de versátil es GNU/Linux que cambiando los repositorios en  etc/apt/sources.list y con sumo cuidado, podemos reconvertir Ubuntu en Debian, Debian en Ubuntu, Mepis, Knoppix…etc (aunque esto no sea nada recomendable a alguien sin experiencia pues podemos destrozar el sistema)

Un poco de historia

Durante años, Debian fué cosa de gurús informáticos, con un elevado conocimiento sobre código. Desde Debian 0.01 -creada entre agosto y diciembre de 1993- ha llovido mucho. Les siguieron numerosas versiones más hasta llegar a la Potato del año 2000 (Buzz, Rex; Bo, Hamm..), pero no es hasta la salida de Sarge y Sid cuando empieza a subir su fama. Sin embargo, Debian seguía como leyenda lejana para un usuario nuevo, difícil, muy difícil de alcanzar.

En el 2007 aparece la versión estable, Etch, y con ella, su lenta pero contínua y progresiva aceptación del usuario final. Su instalación -por fín semi-gráfica- y guiada, facilita en demasía su acceso. Además, la interfaz gráfica de Debian es ligera, y a la vez superpoderosa.

Ubuntu (humanidad hacia otros) nació hace unos tres años para revolucionar el mundo GNU/Linux. Hasta su aparición, las distros consideradas “más fáciles” eran Mandrake, Redhat y Suse se quedaron atrás, porque Ubuntu supuso la sencillez, el escritorio básico y manejable que hasta entonces no se había visto. Esta distribución tiene el mérito en nuestro mundo, de ser el trampolín que en masa, los winderos están abandonando su sistema para conocer las grandezas y posibilidades en GNU/Linux. Algo que es mucho de agradecer.

Resumiendo, hablamos de dos versiones bastante parecidas de Linux. Algunos llaman a Debian y Ubuntu como “madre e hija”, pero lo cierto es que más bien podrían ser “hermanas”. A nivel particular, soy de tendencia debianita más que ubuntero, pero tan sólo se trata de algo sentimental 🙂

64 bits OPENSUSE, FEDORA 7 Y DEBIAN ETCH

Partiendo de un procesador Athlon XP 64 bits y una larga experiencia probando diferentes distribuciones, con la pena de ser un manazas tocando muchas veces el sistema de forma más imprudente que con valentía, puedo y creo opinar de estas tres maravillosas versiones GNU/Linux.

Fedora 7 ya escribí hace poco como me fué. Brevemente diré que ha avanzado bastante desde sus predecesoras tanto a nivel funcional como estético. Viene con un escritorio muy “chik” y la distro en definitiva, es muy rápida si exceptuamos el acceso de Yum a los repositorios. Ojo, algunos defensores de esta herramienta de instalación no les parecerá lento, pero creanme, he probado todos los gestores de instalación de paquetes y Yum no es que sea una gacela…Smart tira mucho más ŕapido y resuelve de igual modo.

Otra cosa a destacar de Fedora para amd64 es la perfecta compatibilidad entre el software de 32 y 64 bits. No hay problemas de arquitectura y cada cosa va a su sitio sin tener que intervenir manualmente.

Mi tarjeta de audio es una pnp integrada, suele dar problemas de hardware y es algo complicado de detectar y configurar. Fedora lo reconoció al instante y no hubo problema.

Pero lo que más me jodió fué de nuevo el dichoso programita gam_server. Esta herramienta, que avisa cuando “ve” un problema o sobrecarga del procesador, tiene la especial “habilidad” de apagarte el PC cuando le da la gana. Sí, mi procesador está recién salido del horno; nuevo y no acostumbro de sobrecargar con aplicaciones y tiro varias veces el comando top para ver si algún programa se queda colgado (los culpables chupópteros del procesador). !Tendrás problemas con el procesador, o no sabes lo que haces¡ …podrán decir, pero…¿sólo ocurre en Fedora?..porque en ninguna otra distro me ocurre ni me ha ocurrido. Sin embargo, con Fedora, siempre me cojeó lo mismo.

Debian Etch es mi gran amor…¿se nota? Empiezo, eso sí, con los problemas que encontré.

Audio, no lo detectó ni desde el principio. Alsa no resolvía nada y tuve que quebrarme la cabeza para lograr el dichoso sonido. El problema está en que por defecto, Debian, al igual que Ubuntu, intenta configurar esta tarjeta como si fuera un dispositivo USB. Logré solucionarlo instalando diversas librerías de jack audio y como controlador, OSS en lugar de Alsa; reinicio de PC y perfecto.

32 y 64 bits. Debian Etch no dejará instalar una aplicación de 32, y saldrán mensajes de error avisando lo de la arquitectura. La solución, en la mayoría de las veces, es tirando de dpkg –force -i .. osea, forzando la maniobra, pero funciona. Por lo demás, es la distribución GNU/Linux que más me ha satisfecho y de la que me siento más realizado y orgulloso. Sus repositorios son realmente imponentes, y no se exagera cuando alguna que otra versión Debian trae más 18.000 paquetes de software, todos ellos muy libres.

Al igual que Ubuntu, están los repos non-free donde se obtienen extras como drivers propietarios y otras aplicaciones no-libres.

Opensuse es la que tengo en estos momentos. En aspecto es la más hermosa de las que he testado. Funcionalmente va estupendo, a pesar del sustillo inicial al no detectar (otra más…) el audio y por el problemilla de login que suele acarrear. Salvando esto, puedo hablar de una distro libre y con el grandioso Yast de por medio que es lo mejor que he encontrado de todas las herramientas de control de GNU/Linux.

Por filosofía, me niego a probar Suse con Novell detrás. Opensuse no es lo mismo; tienes la satisfacción de que está cuidada por la comunidad libre susera.

Ahora bien, al igual que Fedora, los 32 y 64 bits cohabitan en armonía, no hay sustos…pero Opensuse no es muy rápida que digamos.

Vergonzoso

Actualizado: al final han entrado en razón, menos mal! xD

Ahora todo depende de nosotros, los usuarios, yo por lo pronto ya entrego en la universidad toda mi documentación en formato PDF hecho con el OO.org, ¡haced vosotros lo mismo!

Vergüenza Ajena

LinuxMailLogo

¿Qué raro que diga yo vergüenza ajena de algo que lleve la palabra linux no?

Pues en éste caso si, es vergüenza ajena…que me ha provocado la gente de LinuxMail.org (paso de poner el link porque no quiero hacerles más publicidad) y ¿por qué?

Pues bien, el otro día vi en un blog, la verdad es que ahora mismo no recuerdo en cual, y hoy me he acordado y he ido a hacerme una cuenta para ver que tal iba y para tenerla configurada en mi Thunderbird con las demás. Ahí llego el problema, te cobran por el uso del POP3, IMAP o similar (tambíen el fordwarding, claro).

Total que son un grupo de personas que intentan sacar provecho del nombre del dominio, sin más. 😛